Review Amazon Kindle 10ª Generación con luz frontal integrada

Tras haber sido un fiel usuario de la gama Kindle de Amazon desde prácticamente sus inicios, aquellos entonces en los que aún los dispositivos se servían de botones físicos para el cambio de página y la navegación por los menús, hace unos meses gracias a la agencia de comunicación de Amazon tuve el placer de probar su nuevo dispositivo, el Kindle 10ª generación, que viene a sustituir al modelo de entrada anterior de la gama Kindle.
Con respecto al diseño, Amazon ha optado por continuar con las líneas maestras del modelo anterior, al que han añadido algún que otro retoque. Encontramos así un dispositivo construido principalmente en plástico, con los bordes redondeados y en dos colores: blanco y negro. Al igual que con las generaciones anteriores y el resto de modelos de la gama Kindle, nos situamos ante dispositivos sumamente elegantes, con unas líneas de diseño bien definidas, sin muchos detalles, pero con unos acabados espectaculares. Además, este diseño unido a los únicamente 174g del dispositivo, hacen que sostenerlo sea una delicia. No cuesta así pasar largas horas con él entre manos, consiguiendo que muchos (entre los que me incluyo), optemos por él ante la posibilidad del libro en papel (especialmente en lo que respecta a libros largos y pesados). Por otro lado, y pese a que Amazon lleva utilizando las pantallas táctiles desde hace más de 5 generaciones, para mí ha sido una novedad. En mi anterior Kindle de 4ª generación para el paso de página era necesario recurrir a los botones laterales, mientras que con la supresión de los mismos realizaremos todas las interacciones con nuestro dispositivo a través de la pantalla, de forma similar a como interactuamos con nuestro smartphone, logrando una experiencia de usuario mucho más cómoda e intuitiva que con el sistema anterior. Cabe además destacar que, para mejorar la ergonomía, Amazon ha optado por dotar a la parte trasera de un tacto diferente que aumenta el agarre y evita que pueda resbalarse el dispositivo mientras lo tenemos entre manos.

Por otro lado, Amazon promete una duración de la batería de hasta 4 semanas, y realmente se cumple. Ya por experiencia sé que desde que cargas el Kindle una vez hasta que tienes que volver a hacerlo prácticamente se te ha olvidado que el dispositivo utiliza batería. Sin duda este es uno de los puntos más fuertes de los dispositivos que utilizan la tecnología de tinta electrónica, pues debido a que únicamente requieren de energía para el cambio de página permiten que la batería dure semanas como en este caso.

Además, no debemos pasar por alto la mayor novedad de este Kindle de 10ª generación, tratándose de la introducción de la pantalla retroiluminada también en este modelo de entrada de la gama Kindle. Se trata en este caso de la misma tecnología que desde hace años viene incorporando su hermano mayor, el Kindle Paperwhite, que nos permitirá disfrutar de la lectura en condiciones de baja luminosidad, e incluso a oscuras. Al contrario que con las pantallas LED convencionales, las que utilizamos en nuestro ordenador, móvil o la televisión, la tecnología de esta pantalla no cansa nuestra vista, permitiéndonos disfrutar de largas jornadas de lectura sin esa incómoda sensación de picor en los ojos. Este modelo, al tratarse de la gama de entrada, no cuenta con un sensor de luminosidad, por lo que debemos regular la intensidad de la luz manualmente, lo cuál no nos llevará más que un par de clicks cuando queramos modificarla.

Por último, cabe mencionar que este modelo de entrada de la gama Kindle no cuenta con la posibilidad de conectividad móvil gratuita, por lo que para comprar ebooks en la tienda de Amazon o transferir contenido a nuestro dispositivo necesitaremos utilizar un punto de conexión wifi.

Ahora bien, llegados a este punto en el que hemos analizado las principales características de este dispositivo, seguramente entre muchos surja la duda de qué lo diferencia realmente del modelo superior, el Kindle Paperwhite. En primer lugar, debemos tener en cuenta que el Kindle 10ª Generación podemos encontrarlo en dos colores, negro y blanco, mientras que el Kindle Paperwhite únicamente puede encontrarse en negro. Con respecto a la capacidad, el nuevo Kindle 10ª Generación únicamente lo encontramos en un modelo de 4GB (realmente más que suficiente, teniendo en cuenta el peso medio de un ebook y que no todos se almacenan en el dispositivo, sino que Amazon recurre a la nube para ahorrar espacio), mientras que el Paperwhite podemos encontrarlo con dos capacidades: 8GB o 32GB. La resolución de la pantalla también varía, siendo de 167 píxeles por pulgada para el de décima generación y de 300 para el Paperwhite, así como el número de LEDS de la luz frontal, contando con 4 el primero y con 5 el segundo. No obstante, la principal diferencia entre ambos dispositivos, y que sin duda justifica el salto de precio, es la resistencia al agua. El nuevo Kindle de 10ª generación no cuenta con ningún tipo de resistencia a agua, polvo o salpicaduras, al contrario del Kindle Paperwhite, al que han dotado de certificación IPX8 con lo que soporta una inmersión accidental en agua dulce a una profundidad de 2 metros durante 60 minutos. De esta forma, encontramos que el nuevo Kindle 10ª generación tiene un precio de 89,99€ en Amazon España, mientras que el precio del Kindle Paperwhite parte de los 129,99€. No obstante, haciendo clic en el siguiente enlace podréis acceder a la comparativa entre los tres modelos Kindle disponibles actualmente en España: Comparativa Kindle 10ª Generación, Kindle Paperwhite y Kindle Oasis.


Me gustaría también presentaros brevemente dos servicios de Amazon que se complementan a la perfección con nuestros dispositivos. La primera es Kindle Unlimited, por medio del cual por tan solo 9,99€ podremos acceder durante todo el mes al gran catálogo que se ofrece dentro de este servicio. Podéis acceder a la prueba gratuita de un mes de Kindle Unlimited a través del siguiente enlace, pues seguro que a muchos lectores ávidos les encantará la idea. Por otro lado, para los usuarios de Amazon Prime, la compañía ofrece el servicio Prime Reading, funcionalidad prácticamente idéntica a Kindle Unlimited, excepto por contar con un catálogo un poco más reducido y que para disfrutar del mismo no es necesario abonar una cuota extra, sino que se incluye dentro del paquete de ventajas de Amazon Prime. Si quieres probar Amazon Prime, el servicio Prime Reading y el resto de ventajas ofertadas en el paquete, puedes acceder a la prueba gratuita de un mes haciendo clic aquí.

Por último, no quiero dejar de recomendaros las fundas originales de Amazon para los dispositivos Kindle. Con mi anterior Kindle de 4ª Generación ya tuve el placer de usar la funda original de cuero y, dada la buena experiencia que tuve, en esta ocasión no he dudado en repetir. En mi caso he adquirido la funda original en color gris, que casa a la perfección con el negro del dispositivo. Aunque quizás a primera vista el precio pueda parecer elevado, una vez la tienes en las manos ves que realmente merece la pena. Está construida en tela por la parte trasera y frontal, y la base en la que encaja el Kindle es de plástico duro, también negro, con lo que se funde a la perfección con el dispositivo. Gracias al cierre magnético no solo no se abrirá cuando la llevemos guardada en la mochila, el bolso,... sino que, al abrirla, el dispositivo se encenderá automáticamente, apagándose también cuando la cerremos de forma automática. Debemos de ser conscientes de que, aunque la tinta electrónica tiene multitud de ventajas como ya hemos visto, su principal inconveniente es la fragilidad. Un golpe o una caída del dispositivo puede dañar la pantalla hasta el punto de quedarla inservible, por lo que sin duda os recomiendo que, junto al Kindle 10ª generación compréis su funda y los utilicéis siempre juntos. Optando además por la funda original de Amazon estáis asegurando vuestro dispositivo, pues su diseño y construcción están orientados a ofrecer la máxima protección ante cualquier inconveniente, y podéis encontrarla en cuatro colores: negro, blanco, azul y rojo, por lo que podréis elegir el que más os guste. Haciendo clic aquí accederéis a la página de Amazon con toda la información relacionada con esta funda de tela original para el Kindle 10ª generación.

En conclusión, no puedo dejar de recomendaros cualquiera de los dispositivos de la gama Kindle, pues por experiencia puedo asegurar que son una apuesta segura para cualquier lector. La calidad de construcción, los materiales, acabados, funcionalidades, duración de la batería, rapidez de carga, la luz integrada,... hacen de estos dispositivos sustitutos reales del libro físico, otorgándonos una comodidad y experiencia de lectura inigualables. Una de las claves de estos dispositivos de Amazon es la experiencia de uso que la compañía nos ofrece, la facilidad con la que podremos adquirir nuevas lecturas en la tienda online, los continuos descuentos como Kindle Flash,... todos ellos complementos que marcan la diferencia y hacen del Kindle un ereader inmejorable.

Podéis hacer clic en los siguientes enlaces para acceder a la página de Amazon de cada uno de los dispositivos de la gama Kindle, en la que podréis encontrar todas las especificaciones técnicas así como las opciones de compra:


Espero que os haya resultado de utilidad el post y, ante cualquier duda, no dudéis en dejar un comentario y os ayudaré lo más rápido posible.

"Las cosas extraordinarias", por Brays Efe

DESDE EL MIÉRCOLES 10 DE ABRIL EN TEATRO LARA MADRID. MIÉRCOLES A VIERNES A LAS 22:15


Después de apostar por un personaje rompedor y diferente como es Paquita Salas en la comedia homónima dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi, Brays Efe decide embarcarse en un proyecto totalmente diferente, con un personaje que nada tiene que ver con sus trabajos anteriores, y que nos permitirá acceder a ese lado oculto del actor que se deja vislumbrar en la producción de Netflix, caracterizado por su cercanía y capacidad de dar vida a situaciones la mar de diferentes.

En su obra Las cosas extraordinarias, Brays nos presenta un monólogo teatralizado en el que él, como "único personaje",  encarna al principio a su yo niño, que poco a poco irá creciendo, sobre el que van pasando los años, rememorando los principales episodios de su vida y cómo tuvo que enfrentarse a ellos. Una madre suicida, marcada por los estragos de la depresión, su primer amor, su padre, su perrito Indiana Jones,... y en todos esos momentos, aquello que siempre estuvo presente: su lista de cosas extraordinarias. Sobre este símbolo girará toda la obra, de principio a fin, constituyendo la base no solamente de la historia que se propone transmitir sino también del mensaje. Este protagonista, cuyo nombre nunca llegamos realmente a conocer, comienza la lista como un último asidero al que se ve obligado a aferrarse en su infancia, como el único medio que con esa edad encuentra a su alcance para tratar de hacer ver a su madre todo lo bueno que le rodea, pero que ella parece olvidar. Y así esta idea que él mismo, posteriormente, categorizará de absurda e infantil, poco a poco va creciendo; la lista de cosas extraordinarias pasa así a ser no solamente ese recordatorio a su madre, sino un recordatorio propio y compartido de su vida y sus vivencias.

Brays Efe, junto al equipo técnico, ha conseguido crear un espectáculo cuya mejor descripción puede realizarse con la palabra único. Este personaje no realiza simplemente un recorrido a través de toda su vida, sino que realiza además un viaje a través de la cultura pop de los ochenta, de cómo le influyó y cómo marcó su vida. Asimismo, es esa precisamente la esencia del cartel del espectáculo, al que no ha sido hasta después de ver la obra que le he encontrado sentido. Sin duda, es el más fiel reflejo de lo que vas a encontrar: continuas alusiones a canciones de la época, los iconos de la década, chistes y recuerdos que, si la viviste, seguro consiguen evocarte recuerdos y más de una carcajada.

Fuente: Teatro Lara
Por otro lado, otra de las notas que hace a este espectáculo tan característico es la importancia e implicación que se le otorga al público. Prácticamente todos los asistentes terminarán siendo partícipes de la obra, bien sea leyendo en alto una simple frase o incluso convirtiéndose en uno de los personajes a los que el protagonista hace referencia, encarnándolo, dándole vida en directo durante unos minutos. Este hecho, además de la dificultad añadida que supone para Brays por la improvisación a la que se da lugar, permite al público conocer una historia en cierto modo diferente si es que vuelve a presenciarlo en otra ocasión, pues aunque el hilo conductor siga siendo el mismo, claro está que quizás la siguiente vez ese personaje improvisado que tanto te sorprendió con aquella frase es ahora encarnado incluso por ti mismo, permitiéndote otorgarle un poco de tu propia personalidad, aquella ingeniosa historia que se te pasaba por la cabeza mientras veías a la persona sentada delante de ti la vez anterior dando vida a ese mismo personaje. Se nota que tanto los guionistas como Brays querían que este fuera un hecho determinante en el espectáculo, y realmente lo han conseguido.

Además, si bien la trama principal de la historia se presta a lo dramático, terminas por sentirte más bien a bordo de una montaña rusa que nunca sabes cuándo va a volver a sorprenderte. Las escenas cómicas se alternan con aquellas más tristes continuamente,  y Brays es perfectamente capaz de realizar esos cambios casi instantáneamente, transmitiendo al público al momento esa sensación de que algo cambia, un giro llega, y la historia está a punto de continuar por un camino totalmente diferente. En este sentido, y como ya al principio comentaba, cualquiera que conozca a Brays por sus trabajos previos sabe cómo es su humor, sus tintes y sus sombras, y cómo es también su capacidad para transmitir emociones en esas situaciones más duras, y es en este espectáculo que esas dos facetas del actor confluyen en un camino común, marcando una misma dirección, y mentiría si dijera que no se complementan a la perfección. Estos giros, además de aportar dinamismo y tensión a partes iguales a la historia, hacen que el espectador permanezca atento, ojo avizor pendiente de por dónde va a continuar todo, asomándose a ese abismo que puede estar a punto de abrirse ante sus ojos.

Fuente: Teatro Lara
Por último, me gustaría apuntar algo a lo que ya he hecho referencia previamente, y ese carácter humorístico tan peculiar del actor. En estos días en los que vivimos, en los que parece que para hacer humor debe uno reírse de un colectivo oprimido, un personaje público,... Brays nos demuestra que no es necesario. Son decenas las situaciones cómicas que se presentan a lo largo de la hora que dura el espectáculo, y apuesto a que ninguna de ellas va a ofender a nadie. Siendo sincero, y no se por qué, esta idea apareció en mi mente en mitad de la función, me percaté de ello, y desde ese momento no pude dejar de darle vueltas. Encontramos a veces humor inteligente, humor absurdo, comicidad en situaciones cotidianas, situaciones forzadas, improvisadas,... pero en ningún momento ni remotamente ofensivas, y no por ello menos cómicas.

En conclusión, Las cosas extraordinarias es la historia de cualquiera de nosotros, y precisamente a través de las continuas participaciones del público, las alusiones y los guiños terminarás sintiéndote parte de ella. Brays Efe da vida a un personaje que, a lo largo de la hora que dura el espectáculo, te hará regresar a tu infancia y recorrerá contigo tu adolescencia, te hará reír y al momento siguiente emocionarte, te lo contará todo, y tú le escucharás, siempre pendiente de esa lista de cosas extraordinarias que nunca se deja atrás. Sin duda un espectáculo sencillo pero a la vez profundo, inteligente, gratamente sorprendente e innovador, en el que partiendo de la sencilla premisa de un monólogo teatralizado se logra construir no solamente una historia, sino también un ambiente del que los espectadores son partícipes, consiguiendo que regresen a sus casas con algo más que la sensación de haber presenciado una obra maravillosa.

Reseña "Un amor", de Alejandro Palomas

 
UN AMOR | ALEJANDRO PALOMAS | EDICIONES DESTINO | 2018 | 9788423353354 | 464 pág. | 20,50
En el reducido universo familiar de Amalia y sus tres hijos, Silvia, Emma y Fer, el engranaje se mueve al ritmo desacompasado de las emociones. Es una familia típica, y sobre todo, muy real. Un cosmos cocido al fuego lento de varias entregas que han atado a miles de lectores. Pero llega un día cumbre en sus vidas. Emma se va a casar y todos se sumergen en las tareas y los remolinos de organizar la mejor boda. La noche previa a la ceremonia, una llamada rompe la armonía familiar. Silvia, Emma, Fer y otros parientes se conjuran para poder celebrar a la vez el aniversario de Amalia, que coincide inevitablemente con la fecha de la boda. 24 horas de acelerón emocional que pondrán a prueba a todos y cada uno y al mismo engranaje familiar.

PREMIO NADAL 2018
Hace unos 4 o 5 años ya que tuve la oportunidad de conocer a Alejandro Palomas con Un hijo, y aunque ya tenía el blog y publicaba en él asiduamente, por una u otra causa y pese a lo mucho que me había gustado fui incapaz de reseñarlo. Un par de años después me ocurrió algo similar con Una madre, novela que también leí y disfruté, pero que nunca fui capaz de reseñar. No podría decir si ello se debe a la complejidad de las historias, o más bien a la complejidad de los sentimientos que evocan en el lector, pero no quería perder la oportunidad de hablar de Un amor una vez más, pues con esta tercera novela que leo de Palomas puedo confirmar su gran trayectoria, y es que estoy seguro de que sus historias no dejan a nadie indiferente.

Reseña "Perdida", de Gillian Flynn


gone girl | Gillian Flynn | reservoir books | 2013 |9788439726821 | 570 pág. | 17,90
En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, este insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es capaz de matar?
Al comenzar la lectura de un libro lanzado hace ya 5 años que, desde su publicación, ha sido promocionado bajo la premisa de ser radicalmente diferente a todo lo que has leído, corres el riesgo de haberte contaminado con todo aquello que ha sido publicado después, pasando por alto todo rasgo diferenciador de esta primera. Sin embargo, y para mi grata sorpresa, aún con 5 años ya en el mercado, esta obra que marcó radicalmente la carrera de Gillian Flynn ha conseguido sorprenderme y atraparme profundamente, confirmando con ello que, efectivamente, ha sido diferente a cualquier libro que hubiera leído antes.

Gillian Flynn nos conduce hasta North Carthage, Missouri, el pueblo de la infancia de nuestro protagonista masculino. Tras la desaparición de su esposa Amy, Nick se verá inmerso en una vorágine de preguntas y acusaciones, que le sitúan cada vez con mayor claridad en el centro de la investigación. Sin embargo, Nick tratará por todos los medios de demostrar su inocencia, más interesado que nadie en llegar al fondo del asunto, resolver el caso, y encontrar al verdadero culpable ante las perspectivas de futuro que en esta situación se le presentan.